Si te gusta ¡compártelo!

Es la vitrina de los máximos estilistas del mundo y del Made in Italy. Son cuadras de lujo y elegancia, aunque un poco de excentricidad también. Cada vidriera es una composición temática y una clara demostración del dinamismo del mundo de la moda. Estoy hablando del Cuadrilátero de la Moda, el distrito más fashionista de Milán.

Pero sus calles ofrecen mucho más que moda. Entre relojes de €50.000 y carteras de €15.000, vas a encontrar edificios con historia, museos, teatros, cafeterías, restaurantes y hasta uno de los spa más lujosos de la ciudad.

El cuadrilátero de la moda de milán

El Cuadrilátero de la Moda se ubica a pocos metros de Piazza Duomo y de la Galería Vittorio Emanuele II. Es el rectángulo formado por las calles Via Montenapoleone, Via della Spiga, Via Manzoni y Corso Venezia, de ahí su nombre.

En esta zona hay tres estaciones de metro:

  • Montenapoleone (M3 – amarillo)
  • San Babila (M1 – rojo/ M4 – azul)

Además puedes llegar en Tram (línea 1) o en Bus (61 o 94).

La vuelta a este cuadrilátero es de aproximadamente de 1,5 kilómetros, pero también vale la pena recorrer las calles transversales. Así que calzado cómodo y a disfrutar de este pequeño, pero completo, rincón de la ciudad.

¿Qué hacer en el Cuadrilátero de la Moda?

Ahora que ya sabemos donde se encuentra vamos a descubrir varias de las cosas que podremos hacer en este lujoso y excéntrico barrio milanés. Si te gusta la moda, no tengo dudas de que te va a encantar. Pero si no perteneces a ese grupo, también encontrarás cosas para hacer y disfrutar.

El cuadrilátero de la moda

Via Montenapoleone

Cuando se habla del cuadrilátero de la moda, Via Montenapoleone es lo primero que se menciona. Versace, Dior, Gucci, Fendi y Armani son sólo alguna de las marcas de alta costura que encontrarán en esta calle. Si hablamos de relojes y joyas, Rolex y Cartier encabezan la lista.

El cuadrilátero de la moda
Via Monte Napoleone

Pero el lujo no se ve sólo en los negocios, también lo encontrarán estacionado en la calle. ¿Te gustan los autos? Caminar por esta zona te va a dejar con la boca abierta: podrás ver Ferrari, Maserati, Porsche, Lamborghini, sólo por nombrar algunos.

El cuadro se completa con los choferes, muy elegantemente vestidos, esperando que sus pasajeros regresen con las manos abarrotadas de bolsas.

Pero como te contaba, el cuadrilátero de la moda no es sólo moda, y Montenapoleone es un claro ejemplo. Esta calle esconde historia, y es que por allí pasaba el antiguo muro romano del siglo III DC. Y muy cerquita, en Via A. Manzoni, se encuentra una de las puertas medievales, los arcos de Porta Nueva.

Seguramente Montenapoleone te recuerde a una figura importante de la historia europea.  La calle le debe el nombre a la institución financiera homónima que manejaba la deuda pública en la época de dominación napoleónica. Se ubicaba en el número 12.

Napoleón no es el único nombre destacado conectado con esta calle, Giuseppe Verdi, Vittorio Emanuele, Ernst Hemingway y hasta Mark Zuckerberg, son algunos de los personajes que surgen cuando hablamos de esta vía.

Y por supuesto que acá no faltan las cafeterías. Encontrarás dos de las más renombradas e históricas de la ciudad: Marchesi 1824 y Cova. Parada obligada para darte un gusto, sobre todo si te gusta el panettone, ya que en cualquiera de las dos podrás comer nua feta en cualquier momento del año.

Si te interesa conocer más sobre el café y las cafeterías en Italia, te invito a leer el siguiente artículo: Las diferentes opciones de café que encontrarás en Italia. Un espresso, per favore!

Palazzo Morando

Si te cansaron las vidrieras y el lujo, y tienes ganas de aprender un poco más sobre la historia de la ciudad, no te pierdas de visitar el Palazzo Morando. Además de ser muy interesante, es una de las cosas que podrás hacer gratis en Milán.

En el primer piso de este tradicional palazzo encontrarás la pinacoteca, con una colección de cuadros, esculturas y estampas que cuentan la evolución urbanística y social de Milán entre la segunda mitad del siglo XVII y los primeros años del siglo XIX.

Además varios de los ambientes representan, a través del mobiliario y la decoración típica del ‘700, las casas nobiliarias de la época. Así que si te gusta la arquitectura o conocer cómo vivía la aristocracia milanés, tampoco te lo podes perder!.

Pero esto no termina acá, en el Palazzo Morando también se realizan muestras temporales y es donde se encuentra la colección Costume Moda Immagine,

Entrada Gratuita. Sólo se pagan algunas de las muestras temporales.

Y hablando de actividades gratuitas en Milán, no olvides reservar tu FREE WALKING TOUR donde podrás conocer más en profundidad sobre algunos rincones de la ciudad y sobre su historia.

Al final del artículo encontrarás el link a más alternativas de tours y excursiones de pago.

Cerrando el Cuadrilátero

Si te gusta aprovechar los viajes para hacer shopping, en Via Manzoni encontrarás marcas un poco más accesibles que las mencionadas anteriormente, incluso hay una de las sucursales de DMAG (Designer Fashion Outlet), el outlet de las marcas de diseño.

Si tanto brillo, alta costura y diamantes te tentó a darte un baño de lujo, puedes visitar el Spa de Armani Hotel. Esto es para viajeros VIP o para aquellos que disfrutan de darse un gusto de este tipo cuando viajan. El hotel además cuenta con bar, cafetería, restaurante, librería y por supuesto local de indumentaria.

Por aquí también podrás disfrutar de un poco de la historia de la ciudad, ya que, como te mencioné anteriormente, se encuentra unos de los restos de los muros medievales: los arcos de Porta Nueva.

Los Arcos de Porta Nuova son dan inicio a otro de los barrios de la ciudad que vale la pena visitar. Podrás ver el contraste de algunos de los rincones más antiguos de Milán con sus más nuevos rascacielos. HAZ CLICK AQUÍ para leer más sobre Porta Nuova.

Otras de las vías más renombradas del cuadrilátero es Via della Spiga. Si bien las tiendas de alta gama continúan, esta calle tiene otro estilo, otra tranquilidad, y es que al ser prácticamente peatonal se la disfruta a otro ritmo.

Y si Giorgio Armani tiene su Hotel, Dolce & Gabbana no podían ser menos. Tienen su bar  y restaurante, ambos en colaboración con Martini.

Bar Martini está abierto desde la mañana y hasta medianoche, por lo que es una buena opción para un stop en cualquier momento del día; mientras que Martini Bistrot abre sólo en el horario del almuerzo y la cena (Corso Venezia, 15 – 20121 Milano).

Pero si prefieres una parada más veloz y/o económica, a pocos metros se encuentra Princi (Corso Venezia 21), una panadería – cafetería que siempre merece ser visitada.

¿Dónde dormir?

Como te imaginarás en el Cuadrilátero de la Moda se encuentran algunos de los hoteles más lujosos de la ciudad. Pero al ser un distrito céntrico, en los alrededores encontrarás diferentes tipos de alojamientos para todos los presupuestos.

Si prefieres ahorrarte la búsqueda, he preparado de regalo una guía con una preselección de hospedajes en el centro histórico milanés, incluido este quartiere fashionista. Además, encontrarás varias recomendaciones a tener en cuenta a la hora de elegir donde dormir en Milán.

Fin del Recorrido

Este relato va llegando a su fin. Pero no así todo lo que ofrece el Cuadrilátero de la Moda. Tómate el tiempo para recorrer cada rincón del que es, sin dudas, uno de los barrios más fashionistas del mundo.

Buon viaggio!


Si te gusta ¡compártelo!

Deja una respuesta