Si te gusta ¡compártelo!

A dos horas de Milán se encuentra uno de los rincones más lindos del Piemonte. Hoy te voy a contar que hacer en Langhe, la tierra del Barolo, las avellanas y el tartufo. Un destino del que estoy segura te vas a enamorar, no sólo de sus pueblos y paisajes, sino también de sus sabores.

No era la primera vez que visitábamos este lugar en Italia. Su cercanía con la capital lombarda nos había permitido hacer algunas escapadas por el día. Esta vez, habíamos decido pernoctar en la zona para aprovechar el tiempo y poder recorrerla sin prisa.

Abróchate el cinturón y prepárate para disfrutar de un ruta en coche descubriendo qué hacer en Langhe. ¿Vamos?

Como te adelanté, hemos hecho este recorrido en nuestro coche. Es un destino perfecto para hacer por tu cuenta ya que no sólo tendrás la libertad de recorrer a tu tiempo, sino que podrás llegar a cualquiera de los pueblos de la zona y maravillarte con los paisajes que rodean las rutas. HAZ CLICK AQUÍ si necesitas COTIZAR TU COCHE DE ALQUILER.

¿Qué hacer en Langhe?

Teníamos por delante un fin de semana de cuatro días. Era otoño. El momento perfecto para deleitarnos con los colores y los sabores de la estación entre los viñedos de Langhe.

Un dato no menor es que desde 2014 los paisajes vitivinícolas de Langhe, Roero y Monferrato en Piemonte son Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. No por nada te digo que te vas a enamorar de este rincón italiano.

Que hacer en Langhe

Ahora sí, comencemos con el recorrido.

Nuestra primera parada fue para almorzar en Verduno. Si me lees hace rato, sabrás que degustar los platos típicos de la zona son siempre una parte fundamental de mis viajes. Teníamos una gran lista de osterie, trattorie y restaurantes que queríamos visitar. En esta oportunidad elegimos la Trattoria dai Bercau. Excelente lugar donde comenzar a saborear la región.

No muy lejos del pequeño borgo se encontraba nuestro hospedaje. Había elegido esta zona en función de los sitios que queríamos visitar si o si en Langhe. Viajando con nuestro coche y con un niño, prioricé un alojamiento con cocina y estacionamiento propio.

Corso Cottolengo | Bra

Hecho el check in y descargadas las maletas, partimos rumbo a nuestra segunda parada del día. Pasamos las últimas horas de la tarde caminando por el simpático centro histórico de Bra, una de las principales ciudades del área, conocida como la capital del Roero.

Los negocios históricos y las dos pequeñas multisalas de cine, me hacían sentir (por momentos) en otra época. A la hora del aperitivo, los bares comenzaron a llenarse de gente. Era uno más lindo que el otro. Nosotros, en esta oportunidad, nos dedicamos sólo a caminar. Algunas de las calles que más me gustaron fueron Via Vittorio Emanuele II, Via Cavour y Corso Cottolengo.

Lo que me sorprendió hacer en Langhe

Vista desde el Mirador de Verduno

El segundo día inició nuevamente en Verduno. Esta vez para poder caminar sin prisa por el pequeño borgo y para sorprendernos con la imponente vista del mirador. No faltó el café de media mañana en la Osteria Vineria Casa Ciabotto, lugar del que nos quedó pendiente probar su cocina.

Si viajas con niños, en el parque donde se encuentra el mirador de Verduno hay algunos juegos para los más pequeños.

Nos subimos al auto y salimos rumbo a nuestra segunda parada de la jornada. El día era espectacular, de esos que te hacen olvidar que estás a finales de octubre. El paisaje continuaba sorprendiéndonos en cada curva. Pero debo decir que la sorpresa mayor nos la llevamos cuando llegamos a un punto de la ruta donde no pudimos avanzar más con el coche.

Qué hacer en Langhe
Vista de La Morra

Estacionamos y comenzamos a caminar rodeados de viñedos y con La Morra alzándose en el horizonte. El destino final era la colorida Cappella del Barolo de Sol Lewitt y David Tremlett. Este imprevisto nos regaló uno de los mejores momentos del viaje. Pudimos disfrutar a nuestro ritmo, sin prisa, deteniéndonos para sacar las miles de fotos que se merecía el paisaje. Nada se de arquitectura por lo que poco estuvimos frente a la capilla. Dedicamos la mayor parte del tiempo a regocijarnos con el entorno.

Ten en cuenta que los sábados, domingos y feriados no se puede acceder con el coche hasta la Cappella. Deberás estacionar al costado de la ruta y hacer los últimos metros a pie. El camino tiene una pequeña pendiente, al regreso te toca caminar hacia arriba. ¡Nada terrible! La caminata fue de aproximadamente 750 metros.

Via San Martino | La Morra

Ahora sí, era el momento de recorrer La Morra, uno de los pueblos más visitados de Langhe. Sin lugar a dudas, caminar por sus callecitas vale definitivamente la pena. En esta oportunidad había muchísima gente por lo que, por momentos, La Morra perdía su encanto.

Mis preferidos de esta localidad amurallada del medioevo fueron la Piazza Castello, las vistas desde el Belvedere, Via San Martino y Osteria More e Macine, una de mis comidas preferidas del viaje.

Tierra del Barolo

Por la tarde continuamos disfrutando de las panorámicas rutas de Langhe hacia nuestra última parada del día. Fue el turno de recorrer Barolo. Aunque aquí también la cantidad de gente nos jugó en contra.

Callejón & Colinas | Barolo

De todos modos, logramos escabullirnos de la multitud y disfrutar de tranquilos callejones y de las colinas que nos rodeaban, que con la luz del atardecer se volvían aún más bellas. Incluso pudimos merendar en Sinoira, casi en silencio (seguramente la próxima vez reemplace al café por una copa de vino y a la torta por una tabla de fiambres).

Si bien pudimos caminar hasta el Castello di Barolo, nos quedó pendiente visitar WiMu, el Museo del Vino. Como ves, sobran motivos para regresar.

Alba y su tartufo

Alba

Uno de los motivos que nos llevó a Langhe en el otoño de 2022 fue visitar la famosa Fiera Internazionale Tartufo Bianco d’Alba. La misma se lleva a cabo todos los años desde inicios de octubre hasta inicios de diciembre. Es uno de los eventos más importantes de la zona, sino el más importante.

Durante el período que dura la feria las calles de Alba se visten de fiesta para cumplir con el gran calendario de eventos. Llega gente de todo el mundo para apreciar a la estrella de la zona y a otros productos locales, como el vino y las avellanas.

Tartufo Bianco | Feria de Alba

Si bien hay stands y exposiciones alrededor de la ciudad, la Feria se lleva a cabo en un pequeño predio en el centro de Alba para la cual deberás comprar un billete de ingreso. Allí podrás degustar diferentes productos típicos y ver de cerca las trufas recolectadas en el día. Incluso, si el bolsillo te lo permite, podrás darte el gusto de comprarte alguna. Además podrás conversar con los recolectores y/o jueces que te ayudarán a conocer más sobre este preciado manjar culinario.

De esto se trató nuestro tercer día en Langhe. Con lo que nos gusta la gastronomía, fue una experiencia que disfrutamos muchísimo. Además, aprovechamos para caminar por las calles de Alba que también ameritan ser recorridas.

Si aún no tienes hospedaje y prefieres elegir una localidad más grande donde puedas moverte a pie y con gran oferta gastronómica, Alba puede ser una excelente alternativa. HAZ CLICK AQUÍ si quieres conocer las opciones de hospedaje de esta ciudad.

Qué más hacer en Langhe

El último día de nuestro finde de semana XXL en Langhe lo íbamos a dedicar a visitar Neive, uno de los pueblos más lindos de Italia, y Barbaresco. Pero el clima nos lo impidió. Diluviaba y, viajando con un niño, preferimos evitar caminar bajo la lluvia.

De todos modos decidimos hacer la ruta que separaba nuestro hospedaje de ambos pueblos para despedirnos de la zona de la mejor manera posible. Desde el camino pudimos apreciar ambas localidades. Además, por suerte, antes de emprender el regreso, pudimos almorzar en Rabaya, uno de los restaurantes de la zona, con una bellísima vista. Así que, a pesar de la lluvia, concluimos muy bien nuestro viaje por Langhe.

Como te comenté al inicio del artículo, no era la primera vez que visitaba esta zona. Otro dos sitios que me han encantado fueron el Castello di Serralunga y el borghetto de Monforte d’Alba, otro de los pueblos más lindos de Italia. Además de la ruta que une ambos destinos.

Otra osteria que he visitado en otra oportunidad y que me ha encantado fue Osteria Il Cortile. Hemos comido muy bien y, además, tiene unas vistas preciosas.

Quizás te hayas preguntado ¿y las bodegas? En esta oportunidad hemos decidido no visitar ninguna porque aprovecharíamos nuestro paso por la Feria de Alba para degustar los vinos de la zona. Pero, sin lugar a dudas, vale la pena incluir al menos una bodega en el recorrido. Algunos de los vinos más reconocidos son, además del Barolo, Barbaresco, Nebiolo, Dolceto y Barbera. Así que te imaginarás que las opciones de viñas son infinitas.

Algunas cosas a tener en cuenta

Nuestro viaje lo hemos realizado no solo en temporada alta, sino que un fin de semana largo. Podríamos definir al período como temporada ¡altísima!. Tuvimos dificultades para conseguir lugar en restaurantes (de hecho varios de los que queríamos probar estaban llenos incluso antes de comenzar nuestro viaje). Por eso te recomiendo que, si quieres degustar algún sitio en particular, reserves ni bien sepas que vas a viajar.

Por otro lado, puedes llegar a tener dificultad para estacionar. Por suerte hemos conseguido siempre lugar sin mucho tiempo de espera (en el mapa te he marcado los diferentes sitios donde hemos aparcado en cada pueblo).

En cuanto a los caminos, en general, para ir de una localidad a otra, podrás elegir rutas panorámicas rodeadas de árboles de avellanas y viñedos o rutas provinciales más importantes. Te recomiendo que, antes de poner en marcha el auto, elijas bien el recorrido para poder disfrutar del paisaje (si es que eso es parte del plan) y no perderte de nada.

Como te fui narrando a lo largo del artículo, en algunas oportunidades la multitud dificultaba un poco los paseos. Así que, si prefieres escaparle a la gente, elige horarios menos transitados para recorrer.

Por último, y para mencionar cosas positivas, esta zona se encuentra a poco más de una hora de Torino, un excelente destino para incluir en tu ruta por Italia.

El mapa con todo lo que tienes para hacer en Langhe

A continuación encontrarás el mapa con varias de las cosas que tienes para hacer en Langhe. Además, incluí todos los restaurantes que me habían recomendado visitar (a lo largo del artículo te menciono aquellos a los que fuimos nosotros). También incluí los sitios donde hemos estacionado. ¡Espero que te sea de ayuda!


Qué hacer en Langhe
¡Pineame!

Hasta aquí llegamos con este recorrido entre suaves colinas, castillos medievales y pueblos históricos. Espero que hayas disfrutado de este viaje descubriendo qué hacer en Langhe. Me encantaría saber si te has enamorado, como anticipe, de los paisajes y sabores de este lugar en Italia.

Me despido, ojalá este artículo te sea de ayuda en la organización de tu viaje. No dudes en escribirme si tienes alguna duda o consulta.

Buon viaggio!


Si te gusta ¡compártelo!

Deja una respuesta